Posted by: pilarin28 | September 30, 2009

EL SOL DE MADRID Y LOS BOCATAS DE CALAMAR

Dicen que el cielo de Madrid tiene una característica especial: su luminosidad. Mis primeros días de vacaciones transcurrieron bajo esos colores, descubriendo de nuevo los rincones y rinconcitos de una ciudad que se ha abierto al mundo tanto como un Nueva York o un Los Angeles. Si hay un sitio que da la bienvenida al turista, al extranjero, al inmigrante, es Madrid. La gente es abierta, su forma de expresarse directa, a veces brusca. Nada como un buen rebufe de un camarero de Madrid, siempre malhumorado cuando te toma la orden, te sirve el bocata de calamares (sandwich de calamar frito, una delicia que tira cualquier dieta por la ventana) e incluso cuando recibe alguna propina: todo les pone de mala leche.

Y aún así, Madrid es mágico y se disfruta, se vive. Nunca para, nunca duerme, como sus habitantes que cada noche llenan sus miles de barras y restaurantes. Caminé por Madrid hasta que me dolieron las piernas, cosa que ocurre tras las primeras horas a una residente de Los Angeles acostumbrada a estar tras el volante, pero seguí caminando porque en Madrid, nadie para. Nunca.

Cielo y Sol de Madrid

Cielo y Sol de Madrid

Sólo me hizo parar un buen bocadillo de calamares, algo que alguna vez pensé sería un engendro del demonio (¿un empanizado dentro de pan? ¿qué locura es esa?), hasta que lo probé en el sitio más famoso de Madrid donde una foto tamaño gigante de la deliciosa comida te hace sentir que estás en el Hollywood del calamar. Nunca había estado tan equivocada, es una maravilla. O es Madrid, que abre el apetito.

El bocadillote

El bocadillote

El sitio es El Brillante, frente al museo Reina Sofía y la estación de Atocha. Un sitio emblemático de la fritanga madrileña, por lo que descubrí.

Y aquí está el bocata de calamar, junto con otro de jamón ibérico que compartí con mi amigo Mario Lucatero después de visitar el Museo Reina Sofía y deslumbrarme con el Guernica de Picasso. Después de tanto arte y solemnidad, hay que tomarse unas cuantas cervezas.

Uf, si los agarro ahora!

Uf, si los agarro ahora!

Y el susodicho amigucho Mario, excelente fotógrafo y mejor amigo, a quien conocí el año pasado en Playa del Carmen, México y la vida llevó a vivir en España junto con su novia Conchi. Un gran tipo.

una foto de Mario sacando fotos

una foto de Mario sacando fotos

En su casa pasé los primeros tres días de mis vacaciones, disfrutando su extraordinaria habilidad como cocinero: tortilla española, paella de camarones a la cerveza, sopa de mariscos, navajas a la plancha.

la sopa de mariscos ya viene...

la sopa de mariscos ya viene...

Advertisements

Responses

  1. Me encanta ver a Mario tan cocinero y tan contentito en mi pais. ! Que rico se ve todo !
    Un beso fuerte.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: